1. Arquitectos
  2. Revista
  3. Todas las contribuciones
  4. Personas - Medio ambiente - Tecnología
A la vista general

Responsabilidad: Personas - Medio ambiente - Tecnología

Vivimos en una etapa sumida en la crisis, que determina el camino hacia el futuro. El malestar político, la crisis económica del euro, y la no menos importante reducción gradual planificada del uso de la energía nuclear, son temas candentes en lo que concierne a la "responsabilidad". A día de hoy se llama a la gente a mostrarse responsable y actuar conscientemente en numerosos contextos. Una infinidad de aspectos están implicados, incluyendo la responsabilidad de las personas hacia sus contemporáneos y las generaciones venideras; la responsabilidad de elaborar políticas y
economías que protejan el clima y el medio ambiente; la responsabilidad de la industria y la investigación de nuevas tecnologías; y por último, pero no menos importante, la responsabilidad de arquitectos y la arquitectura para con la creación de los espacios habitables futuros.

Personas de todo el mundo se están manifestando a favor de los derechos humanos y la democracia, así como a favor de bolsas y mercados de acciones socialmente compatibles, y en contra de la energía nuclear. El debate continúa con el valor y los costes de medio ambiente y la protección del clima y cómo proteger a las personas afectadas. Durante bastante tiempo, el concepto de la energía ha estado unilateralmente orientado a meros costes de producción. Hay que buscar soluciones limpias, hacia energías renovables, protección sostenible de los recursos naturales, y una actitud consciente hacia las personas, el medio ambiente y la tecnología.

Para empresas y particulares, esto significa en última instancia ser responsable para con el medio ambiente y las generaciones venideras. Todo el mundo, en todos los aspectos, debe actuar consciente y sosteniblemente, sin importar si se trata de una decisión conjunta en una sociedad democrática, de una provisión de lo individual, o de la responsabilidad social de las empresas. Asumir la responsabilidad significa pensar holísticamente. Alguno de estos aspectos están ahora definidos y regulados con precisión, mientras que otros siguen en proceso de desarrollo. Una construcción responsable, por ejemplo, se suele equiparar a menudo con una construcción sostenible. Los sistemas de certificación se utilizan para documentar esta parte de la responsabilidad.

La política climática internacional tiene altas expectativas puestas en la industria de la construcción. Mientras que los objetivos de reducción de CO2 pueden ser alcanzados, dependen decisivamente de las medidas tomadas por el sector de la construcción, ya que el mantenimiento de edificios es responsable de una gran parte del consumo de energía. Los esfuerzos internacionales están ejerciendo presión sobre la industria de la construcción. Esto último responde al desarrollo de tecnologías innovadoras, al involucrarse en nuevos campos de la investigación y usar materiales del futuro con sistemas eficientes. Áreas como la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se están volviendo cada vez más importantes. La RSC se basa en tres pilares: preocupación social, preocupación económica y aspectos medioambientales. Aunque ahora existe una normativa ISO que evalúa este campo, su principio se basa principalmente en una participación voluntaria de las empresas.