1. Arquitectos
  2. Revista
  3. Todas las contribuciones
  4. Central de la mina de cobre
A la vista general

Oficina central de la mina de cobre en Calama, Chile

Aproximadamente un tercio del cobre mundial se extrae de Chile. También es el hogar de la mina de cobre más grande del mundo: Chuquicamata se encuentra a unos 600 km al sur de Arica, en mitad del desierto de Atacama, y a 2200 m aproximadamente sobre el nivel del mar. Muy cerca de ella, una nueva mina llamada Ministro Hales se ha terminado después de tres años de construcción. Calama es el nombre de la ciudad vecina, cuyos 150000 habitantes viven directa o indirectamente de la minería. Con unas precipitaciones anuales no superiores a 75 mm, este área es una de las más secas de la Tierra. El calor, las noches fríos y los fuertes vientos hacen que vivir y trabajar sea difícil.

Se estima que Ministro Hales tiene depósitos de cobre de unos 1300 millones de toneladas. Se puede acceder a cerca de 289 millones de toneladas de este cobre por explotaciones a cielo abierto que Codelco, el encargado de la actividad minera, comenzó en 2014 prometiendo producir anualmente aproxidamente 183.000 toneladas de cobre refinado y 300 toneladas de plata. Codelco (Corporación Nacional del Cobre de Chile) se fundó en 1976 y hoy es la organización estatal más influyente, algo poco sorprendente dada la importancia económica del cobre para el país.

La infraestructura de Ministro Hales, que cubre un área de 126 hectáreas, es la típica de una mina, comprendiendo, por ejemplo, almacenes, talleres así como las instalaciones de limpieza y suministro. El corazón de la organización es sin embargo el edificio social y administrativo de 4800 m² terminado en 2014 por COXARQ Arquitectos de Santiago de Chile. La estructura está dividida en dos: consiste en un edificio de oficinas, dominante en términos de tamaño, el Barrio Cívico y un menor centro integrado de operaciones (CIO), al que los arquitectos se refieren como el "cerebro" del edificio.

El nuevo edificio de oficinas está dispuesto a lo largo de un línea recta. La principal ruta de acceso la componen ocho cubos de una sola planta, colocados uno a continuación del otro a lo largo de un eje de 250 m fácilmente visible. Cuatro estructuras con patios interiores entre ellas conforman una unidad del edificio. La entrada principal y el patio delantero se encuentran a mitad de camino del eje, a través del cual se puede acceder al edificio principal del conjunto, el CIO. El Barrio Cívico y el CIO se construyeron como estructuras de marco de acero típicas de edificios industriales. Las estructuras se han elevado con soportes. Para la gente que trabaja en la mina, el nuevo centro ofrece protección diaria frente al calor, el frío, el viento y la arena; así como el confort de un edificio de oficinas abierto y moderno. 

Para las fachadas, el material elegido fue acero Corten y vidrio. Estos materiales resisten condiciones climáticas extremas, pero también se adaptan a aspectos formales. La iluminación, el color y la geometría del edificio se determinaron para enfatizar el carácter estéril, inhóspito pero exquisitamente bonito del desierto e inspirar diversas asociaciones. Las contradicciones del proyecto de construcción de Ministro Hales se concentran en los frontales de cristal de los cubos. El proyecto se desarrolla a partir del contraste entre lo natural y lo artificial. El color cobrizo de las fachadas de acero Corten contrasta con el gris omnipresente del desierto.

A finales de 2012, la empresa de construcción de fachadas Anodite comenzó el diseño de Ministro Hales bajo la dirección del arquitecto Daniel Anselmi. Como los arquitectos ya hacían, miraron cuidadosamente las condiciones de viento y luz, así como las características climáticas y topográficas específicas del lugar. Los fuertes vientos de hasta 95 kph provocan peligrosas tormentas de arena de manera frecuente en la zona de Calama y alrededores así que solo se pensó en una envolvente para el edificio extremadamente impermeable. La radiación térmica externa fue otro factor importante en el diseño de la fachada. La temperatura media exterior de la región es de 12ºC, con grandes diferencias entre el día y la noche así como entre estaciones (verano: mín. 5ºC, máx. 25-30ºC; invierno: mín. -12ºC; máx. 18-23ºC). Como los diseñadores no podían contar con un sistema estándar certificado, desarrollaron una solución individual para fachadas basada en el sistema Schüco AOC 50. Los perfiles de cara de estas unidades de aluminio con anodizado oscuro tienen 6.5 mm de ancho y sus cantos están biselados. Según Anselmi, los diseñadores querían que el edificio fuera "tan bueno como invisible". Anodite ya había instalado el sistema Schüco AOC 60 en un hospital de la Isla de Pascua, que reciben muchas precipitaciones. Como la influencia de la lluvia en la fachada es esencialmente similar a la de la arena, fueron capaces de sacar de sus experiencias el diseño para el proyecto de Ministro Hales. Simularon las condiciones medioambientales en grandes maquetas y modificaron los detalles según las nuevas necesidades. En este aspecto, el sistema AOC 50 probó ser un sistema extremadamente flexible y adaptable. Los perfiles se manufacturaron y montados previament en bastidores a 1578 km de la capital Santiago. Se transportaron a Calama por carretera. Pequeños equipos instalaron rápidamente las unidades de montantes y travesaños en la obra y sin complicaciones técnicas significativas.

El sistema ADS 50.NI se usó para entradas, puertas y tabiques interiores. A pesar de los estrechos anchos de cara y una pequeña profundidad de 50 mm, se pudieron construir alturas de apertura de hasta 2500 mm. También se instalaron hojas de ventilación donde se necesitaba. Según Daniel Anselmi, "el aspecto del edificio es el resultado de muchas consideraciones diferentes. Por supuesto, al elegir la construcción de la fachada y el vidrio interior de la misma, fue crucial la particular localización geográfica del edificio. Igual de importante era el concepto arquitectónico de los diseñadores, el cual queríamos satisfacer." A la joven mina de cobre de Ministro Hales se le ha concedido una nueva construcción que cumple estos requisitos. El proyecto demuestra que se puede construir un edificio arquitectónicamente sofisticado incluso bajo condiciones locales tan adversas. En 2014, Anodite recibió el Supplier Award de Inarco por Ministro Hales.