1. Empresa
  2. Sobre Schüco
  3. Centro Tecnológico
  4. Áreas de especialización

Áreas de especialización

Ensayos de doblado, tracción y presión

Schüco lleva a cabo sus propias pruebas de componentes y materiales. Éstas comenzaron en 1967, y en 1968 se adquirió la primera máquina de pruebas universal de segunda mano, procedente de TU Berlín. Hoy, además de los ensayos de presión estática y dinámica, doblado y tración, también se comprueba el comportamiento mecánico de los perfiles del marco exterior y de la hoja con rotura de puente térmico. Las pruebas se llevan a cabo a temperatura ambiente, así como a temperaturas entre -20ºC y +80ºC en una sala de medición independiente. También se examina el desgaste de las muestras de prueba bajo variaciones específicas de peso y temperatura durante un periodo de casi 1.000 horas.

Las pruebas para las cuales no existen estándares también pueden llevarse a cabo. Por ejemplo, aquellas destinadas a resolver los valores de prueba para el cálculo estructural de juntas. Éstas se calculan de acuerdo con el cliente, no sólo para los componentes y materiales, sino también para ciertas condiciones medioambientales y en otras áreas de prueba del Centro de Tecnología, si así se requiere.

Simulación medioambiental

Centrados en cada clima

Cuando se necesita una declaración de fiabilidad de la envolvente de un edificio en asuntos climáticos, las pruebas de simulación medioambiental son esenciales. Lo mismo ocurre con la información referente al envejecimiento que presentan los materiales, acabados de superficie y productos como reacción al calor, al frío, a la humedad, a los rayos ultravioleta y a los materiales corrosivos. El Centro Tecnológico Schüco proporciona una amplia variedad de opciones para conseguirlo.

La cámara climática diferencial para los componentes y las unidades completas con un tamaño de hasta 3.000 x 3.000 mm es completamente nueva. Las diferencias en temperatura y humedad entre el interior y el exterior se simulan en una sala especial construida por Schüco. Permite incluso examinar componentes muy voluminosos bajo cualquier condición de humedad.

Tecnología electrónica

  Materiales electrónicos seguros y un alto nivel de protección del edificio  


Todos los productos de Schüco deben probar su compatibilidad electromagnética con los componentes electrónicos propios de la compañía y también con los productos de otra procedencia. Esto supone que se debe probar la inmunidad contra interferencias y la emisión de las mismas en línea con los estándares. Ello asegura que no existan fallos y que no se emitan ondas electromagnéticas perjudiciales. Al mismo tiempo, las pruebas sobre el grado de protección verifican si los componentes son resistentes a diversos factores ambientales, como el polvo y el agua, o si los componentes de riesgo y los naturales están correctamente complementados. Así es como Schüco reacciona al incremento de las puertas, ventanas y fachadas generadoras de energía y que operan y están controladas eléctricamente. Todos los exámenes se llevan a cabo desde la etapa inicial, durante el desarrollo y también en proyectos ya finalizados.

Para adherirse a los requerimientos de la directiva EMC, están disponibles diferentes pruebas de interferencias dirigidas por medio de una simulación exacta en una nueva cámara anecoica. El objetivo de estas pruebas es mejorar los sistemas Schüco para cumplir dichos estándares.

Prueba antibalas

Protección contra las balas

Con los nuevos equipos de pruebas balísticas, las muestras se disparan utilizando varios proyectiles desde diferentes ángulos y distancias de hasta 25 metros. Si el resultado es positivo en relación con el estándar correspondiente, se clasifica la muestra en un nivel de resistencia que va de la FB1 a la FB7. Estos niveles se aplican a todas las unidades resistentes a las balas que pueden ser fabricadas por los sistemas de Schüco para ventanas, puertas y fachadas. Esto asegura que, en caso de recibir un disparo, el proyectil no penetra en el interior, ni tampoco lo hacen el material y las partículas de cristal. Schüco presenta un test preliminar que cumple los estándares junto con sus propios test de balística. Para ello, la velocidad de la bala debe ser medida con gran nivel de precisión. Por ejemplo, para una bala Full Metal Jacket, de tipo spitzer, esta velocidad es de 810 m/s, lo cual es casi tres veces la velocidad del sonido.

Estos exámenes corresponden a DIN EN 1522, Feb. 99 / 1523, Feb. 99. Si el resultado se ajusta al estándar, el test oficial se lleva a cabo en la oficina de balística en Ulm. Hay un nuevo banco de pruebas para resistencia a impacto y protección antirrobo.

Acústica

Aislamiento acústico del componente original

La fiabilidad del aislamiento acústico de una fachada sólo puede funcionar si la transmisión del ruido se previene a través del exterior de la misma. Schüco no solamente puede probar esto en los componentes originales en el Centro Tecnológico, sino que también puede averiguar las causas de cualquier defecto para poder mejorarlo en consecuencia. Esto es particularmente importante para la reducción del sonido en sistemas que pueden ser utilizados de manera flexible en la división de salas para edificios de oficinas. Incluso una vez transformadas las habitaciones interiores, la seguridad debería ser garantizada por medio de la reducción del sonido, particularmente en zonas sensibles. Para la medición objetiva en esta área, se dispone de cuatro habitaciones independientes, las cuales están aisladas acústicamente también de vibraciones del resto del Centro Tecnológico. Schüco proporciona consultores de construcción, fabricantes de metal y arquitectos que asesoran sobre asuntos complejos en cuanto a la fabricación de acústicos. Schüco también toma medidas in situ para asegurar la calidad de fabricación e instalación o la separación acústica respecto de otros comercios. También existen ensayos globales para soluciones especiales, en términos de requisitos acústicos factibles.

Aquí es donde las pruebas de los sistemas se llevan a cabo para ventanas y sistemas de división, así como para unidades de fachada completas que miden 2,8 x 3 metros. Se mide el aislamiento de la transmisión del sonido por el aire contra ruidos externos, el aislamiento del sonido entre espacios interiores y también entre distintas plantas.

Muestras de fábrica

En el taller de muestras de Schüco se fabrican todos los tipos de muestras y de unidades de prueba, al igual que en una compañía de fabricación de metal independiente. Para ello, ampliando de los 700 a unos buenos 2000 m2, existe un centro de procesado de perfiles controlado por CNC y una sierra de inglete de dos puntas, así como espacio para maquinaria nueva. Todos los nuevos sistemas se construyen por primera vez en el taller de muestras, de manera que puedan ser examinadas consecuentemente. El taller es, por tanto, el “primer fabricante de metal de Schüco”. Este taller no está sólo más diversificado hoy en día como resultado de la reconstrucción, que le ha permitido procesar una amplia variedad de perfiles y sistemas simultáneamente, sino que también está capacitado para producir aún más prototipos.

Pruebas de estanqueidad

Los huracanes no tienen ninguna posibilidad

En el Centro Tecnológico, Schüco tiene el equipo más grande de Europa para la prueba de fachadas de interior. En la sala recién construida de 18 metros de altura, se pueden examinar unidades de fachada de hasta 21 metros de ancho y 13 metros de alto. Esto permite a Schüco analizar construcciones más grandes y más complejas como nunca antes se había hecho. La ampliación supone un gran paso hacia el cumplimiento de la creciente demanda de los clientes a largo plazo. Además de la información sobre la calidad de fabricación e instalación, estos test permiten la evaluación de la calidad de construcción de soluciones especiales desde la etapa inicial. Otras actividades que Schüco desempeña incluyen el análisis de errores, entre una amplia variedad de servicios de consultoría.

Los test de resistencia a las condiciones climáticas, desde los componentes individuales, pasando por unidades completas de fachada, incluyen la estanqueidad al agua, la permeabilidad del aire y los exámenes de carga de viento. Para los test de fachada, se prueba la presión dinámica del aire, a través de los cuales, además de drenar el agua de la lluvia, se dirige una oleada de aire fuerte y turbulento desde fuera. También se prueban las juntas, simulando movimientos del techo, o las barreras de seguridad, simulando el caso en el que todo el edificio fuera afectado por los movimientos.

Mecánica, ciclo de vida y seguridad

Enfocados en la seguridad y en la calidad

Un aspecto clave para el Centro Tecnológico Schüco es el área de la mecánica, la durabilidad y la seguridad. Aquí es donde se realizan los ensayos de durabilidad de puertas, ventanas, persianas, sistemas de apertura, cajas de velocidades y controles eléctricos. La funcionalidad de los conectores por cable para las ventanas y puertas que operan de manera electrónica también es cuidadosamente examinada aquí. También se pueden llevar a cabo pruebas para la protección contra fuego y humo. El banco de pruebas para la resistencia a impacto en ventanas, puertas, unidades de fachada y módulos fotovoltaicos es una novedad y también puede utilizarse para las pruebas estáticas y dinámicas de resistencia antirrobo. Los ensayos de durabilidad en la totalidad del herraje se realizan con robots de alto rendimiento. En las pruebas de irradiación de calor, se calcula la deformación de los componentes y de los perfiles, así como la forma en que ésta afecta a su funcionalidad, con temperaturas de hasta 80ºC. Se asegura la mayor confidencialidad posible gracias a la separación física de otros departamentos.

Sobre esta sección

Más información

Laboratorio de fabricación independiente
Formación
Historia